Tipos de custodias en Cataluña

En el ámbito del derecho de familia, especialmente en el contexto de separaciones y divorcios, la custodia compartida es un tema que ha ganado relevancia en los últimos años. En Cataluña, al igual que en el resto de España, existen diferentes tipos de custodias compartidas que se pueden establecer según las circunstancias de cada caso. En este artículo, analizaremos los principales tipos de custodias compartidas en Cataluña, así como sus características y requisitos.

tipos-de-custodias-compartidas-cataluna

1. Custodia monoparental, exclusiva o individual: características y derechos

La custodia monoparental se caracteriza por atribuir la guarda y custodia del menor o menores a uno de los progenitores, quien convivirá de forma habitual con los hijos. En cuanto al uso de la vivienda familiar, corresponderá al progenitor que tenga la custodia, a menos que exista un acuerdo entre ambos progenitores.

Por otro lado, se establecen una serie de derechos para el progenitor no custodio:

  • Régimen de visitas: posibilidad de visitar a los hijos respetando sus actividades.

  • Derecho de comunicación: poder comunicarse con los hijos sin restricciones.

  • Derecho de estancia: capacidad de permanecer con los hijos durante varios días en fechas específicas.

Además, el progenitor no custodio deberá contribuir al sustento de los hijos mediante el pago de una pensión de alimentos. A pesar de estas medidas, los padres no compartirán de manera equitativa el tiempo con sus hijos.

El juez puede ordenar una guarda monoparental si considera que es lo más beneficioso para el interés del menor, tal como se establece en el artículo 233.10 del código.

Dentro de este modelo de custodia, encontramos la custodia partida, que se aplica cuando hay más de un hijo. En este caso, algunos menores quedan bajo la custodia de uno de los progenitores y otros bajo la custodia del otro.

Por lo tanto, los progenitores ejercerán la tutela de diferentes hijos, estableciendo un régimen de visitas correspondiente. En general, los hermanos no suelen separarse, a menos que exista una razón que beneficie su interés.

Esta información es crucial para comprender los derechos y responsabilidades de los padres en situaciones de custodia monoparental, exclusiva o individual.

2. Custodia compartida: una opción para garantizar la estabilidad de los hijos

La custodia compartida es una forma de crianza en la que ambos padres comparten la responsabilidad de cuidar a sus hijos, alternando el tiempo en el que conviven con cada uno de ellos. Esta modalidad de custodia es cada vez más popular, ya que se considera beneficiosa para el bienestar emocional y psicológico de los niños.

Existen diferentes modalidades de custodias compartidas, que varían en función de la distribución de la residencia familiar y el tiempo compartido. A continuación, vamos a explorar las siguientes opciones:

Tipos de custodias compartidas:

Custodia compartida con una vivienda familiar:

En este modelo, los hijos residen de forma permanente en la misma casa, mientras que los padres son los que se alternan para vivir con ellos. Esta modalidad tiene la ventaja de ofrecer a los niños estabilidad y familiaridad al permanecer en un solo hogar, pero también implica que los padres necesiten contar con una segunda vivienda.

Custodia compartida con varias viviendas:

En este caso, los hijos se trasladan de forma regular entre las viviendas de ambos progenitores. Aunque los cambios de residencia pueden generar cierta inseguridad en los niños, este modelo favorece el contacto equitativo con ambos padres, lo cual es fundamental para su desarrollo emocional y su relación con cada uno de ellos.

Requisitos para custodia compartida en Cataluña

En Cataluña, a diferencia de otras partes de España, se requiere un plan de parentalidad para establecer la custodia compartida. Este documento es fundamental para aclarar aspectos importantes que afectan a los niños en su vida diaria, como la educación, el cuidado y la alimentación.

Según el artículo 233-9 del CCCat, se deben determinar varios aspectos clave para la custodia compartida:

      1. Informar sobre el lugar o lugares donde vivirán los hijos de forma habitual. Además, especificar a qué progenitor le corresponde la guarda en cada momento.

      2. Detallar las responsabilidades de cada progenitor en relación con las actividades cotidianas de los hijos.

      3. Establecer cómo se llevarán a cabo los cambios en la guarda y cómo se repartirán los costes que se generen.

      4. Definr el régimen de comunicación con los hijos durante el tiempo que no estén con uno de los progenitores.

      5. Establecer un calendario de estancias del hijo con cada uno de los progenitores durante períodos vacacionales y fechas señaladas.

      6. Incluir el tipo de educación y actividades extraescolares, formativas y de tiempo libre dentro del plan de parentalidad.

      7. Establecer la forma en que se compartirá la información sobre la educación, salud y bienestar de los hijos.

      8. Determinar el proceso para tomar decisiones sobre cambios de domicilio u otras cuestiones relevantes para los hijos.

Beneficios de las custodias compartidas

No hay duda de que la custodia compartida tiene muchos beneficios para los padres y también puede ser más beneficiosa para los hijos. Según un estudio de padres divorciados, la custodia compartida tiene diferentes beneficios:

      • Los niños pueden adaptarse mejor a esta nueva situación

      • Los niños tienen una mayor autoestima

      • El niño no se siente abandonado por los padres

      • Hay menos conflictos entre los padres

      • Mejor relación de los padres con su hijo o hijos.

      • Factores que influyen en la determinación sobre la custodia

En una sala, la autoridad es el juez. Esto significa que es él quien acabará decidiendo cómo se debe determinar la guarda y custodia de los menores.

Los jueces consideran muchos factores para poder determinar y motivar la capacidad de los progenitores en relación a la guarda y custodia de sus hijos. Aun así, los más importantes vienen a ser los siguientes:

      • Ser el cuidador habitual de los menores

      • La disponibilidad horaria

      • El apoyo de la familia extensa

      • Características de la personalidad de los progenitores

      • Circunstancias negativas en la vida del menor con el progenitor

      • Mejores condiciones generales

      • Capacidad para favorecer el desarrollo y satisfacer las necesidades del menor.

Preguntas frecuentes (FAQs) Derecho de familia:

1. ¿Cuáles son los requisitos para establecer custodias compartidas en Cataluña?

Los requisitos para establecer custodias compartidas en Cataluña varían según el tipo de custodia y las circunstancias de cada caso. En general, es necesario que exista una buena relación entre los progenitores, así como una disposición por parte de ambos para colaborar en la crianza de los hijos. Además, se deben tener en cuenta las necesidades de los menores, así como su edad y desarrollo emocional.

2. ¿Cómo se establece un régimen de custodia compartida en Cataluña?

Para establecer un régimen de custodia compartida en Cataluña, es necesario que los progenitores lleguen a un acuerdo que sea beneficioso para los hijos y que cumpla con sus necesidades y preferencias. En caso de no poder llegar a un acuerdo de forma amistosa, es posible recurrir a la vía judicial para que sea un juez quien establezca el régimen de custodia compartida.

3. ¿Qué beneficios tiene la custodia compartida para los hijos?

La custodia compartida puede ofrecer diversos beneficios para los hijos, como el mantenimiento de una relación cercana y equilibrada con ambos progenitores, así como una mayor estabilidad emocional y psicológica. Además, la custodia compartida puede fomentar la colaboración entre los progenitores en la crianza de los hijos y promover un ambiente familiar más saludable y equitativo.

Elvira Rodríguez Saenz, la mejor opción en custodias en Barcelona

Retrato mediacion familiar barcelonaElvira Rodríguez Sáenz es una reconocida abogada de familia con amplia experiencia en casos de custodia en la región de Cataluña, específicamente en la ciudad de Barcelona. Con una trayectoria impecable y un profundo conocimiento del sistema legal español, Elvira se ha destacado por su compromiso con la defensa de los derechos de los niños y las familias en situaciones complicadas.

Si estás buscando una abogada de familia en Cataluña que se destaque por su ética profesional, su compromiso con la justicia y su capacidad para encontrar soluciones creativas a problemas legales complejos, no dudes en contactar a Elvira Rodríguez Sáenz.

Su experiencia y su dedicación a sus clientes la convierten en una opción ideal para aquellos que buscan representación legal de alta calidad en casos de custodia y otros asuntos familiares en la región.